Unidad Popular y Un Solo Uruguay en contra del Ferrocarril Central.

En un clima de violencia se desarrolló ayer la audiencia pública del proyecto ferrocarril central en la ciudad de Florida. Un grupo de 60 personas, entre ellas algunos vecinos, concurrieron con carteles, gritos e insultos pero sin consultas concretas ni propuestas. Los mismos que una semana antes habían detenido la exposición de las autoridades dando respuesta a las consultas recibidas, más interesados en el show mediático y el rédito político que puedan lograr que en la evaluación de impacto ambiental del proyecto, razón por la cual se realizó la audiencia.

A pocos minutos de comenzar ya era evidente de detrás de la movida había referentes de Unidad Popular y Un Solo Uruguay, se exaltaban ante la presencia de las cámaras y articulaban en forma explícita. Quizá el colmo fue no permitirle al ministro Rossi brindar declaraciones públicas, razón por la cual terminaron en un cruce con los propios periodistas.

Uno de quienes interrumpieron el diálogo entre Rossi y los periodistas tomó de inmediato el micrófono en la audiencia. “Esto es un circo”, dijo, y fue aplaudido por integrantes de Un Solo Uruguay, pero cuando habló de la necesidad del tren para transportar las cosechas agrícolas terminó siendo abucheado por los presentes.

Es clara la necesidad para el Uruguay productivo de contar con un proyecto de éstas características. Por eso es inentendible la actitud de algunos manifestantes que van dispuestos a boicotear un proyecto que es clave para el desarrollo del país, más cuando las autoridades están dispuestas a escuchar y dar respuestas a la ciudadanía.

Ministro Rossi increpado por manifestantes de Un Solo Uruguay

El mundo se mueve en tren

Mientras se grita e insulta nos olvidamos la razón última de un proyecto que busca recuperar y modernizar un servicio perdido en Uruguay pero generador de puestos de trabajo e infraestructura necesaria para el desarrollo. Hace unos días, nos congratulabamos de que Uruguay recuperara el tránsito de pasajeros por las vías del tren entre Tacuarembó y Rivera. «Piel de gallina» decía una vecina mientras entre aplausos vió pasar el tren por Tranqueras.

Pocas ciudades del mundo no cuentan con sistemas ferroviarios. Los trenes, uno de los medios de transporte más antiguos, han resultado ser los más eficientes. Uruguay, inició en 1867 el proceso de construcción de sus redes ferroviarias, que fueron estructurantes del país y su cultura a principios del SXX. La falta de atención y mantenimiento de los gobiernos a fines del siglo pasado culminó en un desmantelamiento prácticamente total del sistema, aumentando la presión sobre las rutas nacionales y resulta finalmente en un límite al desarrollo de infraestructura y trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *