Un solo partido.

Con los precandidatos del Partido Nacional la fiesta de Durazno parecía Masoller, un discurso alineado a que el gobierno se ha agotado y que no da respuesta en seguridad, educación y economía. Al movimiento Un Solo Uruguay le falta un sinceramiento de que son un movimiento político y eso lo hace perder credibilidad y respaldo popular.

Ayer dieron un discurso político de un movimiento que dice no serlo, pero que los mismos referentes del Partido Nacional fundaron, como Ramiro Olaso dirigente del Partido Nacional que estafó a propietarios de ganado en Treinta y Tres a quien ahora el movimiento no reconoce como miembro, o el propio Miguel Sanguinetti vicepresidente de la Federación Rural que dijo que había que “hacer lo que sea para sacar al Frente Amplio del gobierno”.

“El gobierno no ha hecho nada en un año con todo lo que planteamos, no existe diálogo con el gobierno” gritaba desde el tablado un pequeño productor de Flores que leía las medidas que iban desde educación hasta rechazar la inclusión financiera, desconociendo la cantidad de medidas que el Poder Ejecutivo ha tomado para cada uno de los sectores agropecuarios y las 14 reuniones que el ministro del rubro Enzo Benech tuvo durante el último año con el sector. Ayer en un discurso anti Frente Amplio llegaron al extremo de decir que las cifras oficiales no son veraces y que el gobierno las manipula, usaron a un niño para que reclame que el 34% de los uruguayos pasa hambre y que el gobierno no hace nada por los niños del país, todo amparándose en que no son un movimiento político.

Silencio de radio:

En la diversidad de planteos que se escucharon hubo silencio con el abigeato un problema que afronta el sector y que entre los mismos productores se han robado el ganado. Han llegado a cuestionar al sistema de trazabilidad que permitió recuperar las vacas robadas por el primo del diputado del Partido Nacional Alejo Umpierrez. Hablan de costos, pero nada dicen de la intermediación en el sector -que tanto ha enriquecido a unos pocos- como los escritorios rurales que se quedan con porcentaje de las ventas del trabajo de los productores y afecta principalmente al pequeño productor.

“Tienen el derecho a reclamar reconocemos que hay algunas dificultades y el gobierno ha dado respuesta sector a sector porque nada es uniforme no hay homogeneidad en todo el agro, cada sector responde a problemas puntuales que a veces se contraponen” dijo el ministro Benech y ejemplificó como el maíz está espectacular por el exceso de lluvias pero no algunos otros cultivos como el arroz que el exceso de lluvia lo perjudica.

En diciembre el ex presidente de la Cámara de Comercio y Servicios, Carlos Perera dijo que junto a los medios estaban trabajando para que haya un cambio de gobierno instalando la idea de crisis en el Uruguay. Ayer el movimiento Un Solo Uruguay fue servil a esos intereses. La falta de respaldo fue notoria, en un año participaron dos tercios menos del empuje inicial, quisieron abarcar mucho y quedaron expuestos sin afrontar su principal debilidad: que son un movimiento político cuyo único objetivo es, sacar al Frente Amplio del gobierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *