Un nuevo nombre arrancado al silencio: los restos hallados en el batallón 13 son de Eduardo Bleier

Los restos hallados en el predio del Batallón Nº 13, el pasado 27 de agosto, pertenecen al militante comunista Eduardo Bleier Horovitz, detenido en octubre de 1975 y visto por última vez en febrero de 1976, en el centro clandestino de detención conocido como «300 Carlos».

«Estamos procesando esto que es muy impactante», dijo Gerardo Bleier, uno de los cuatro hijos del militante comunista, quien además publicó en su cuenta de Twitter “Estuvo siempre ahí… hasta que lo encontramos. Infinitas gracias a la abrumadora, sanadora tanto como el hecho mismo, solidaridad social que nos rodea. A todos, otra vez, gracias.”

El grupo de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos emitió un comunicado en relación a este tema, en el que recuerda que hay «un grupo de criminales» que «sabiéndose impunes, niegan la verdad que saben». «Si desaparecer a nuestros familiares, torturarlos y eventualmente asesinarlos son actos de infinita crueldad, mantenerlos desaparecidos hasta hoy, es la continuación perversa del crimen, lo cual corrobora el carácter permanente de la desaparición forzada», escribieron.

Además de expresar su solidaridad con la familia de Bleier, la organización también destacó que su único interés es «recuperar para la sociedad» a los familiares desaparecidos y «contribuir» a «potenciar la vigencia de los derechos humanos».

El caso de Bleier tiene además otro matiz ya que en un informe elaborado por las tres ramas de las Fuerzas Armadas y enviado al presidente Tabaré Vázquez en 2005 se reconoció la muerte de Bleier mientras estaba detenido. Sin embargo, también se afirmó que sus restos fueron enterrados en un predio del Batallón 13 y que posteriormente fueron exhumados, trasladados al Batallón 14 y cremados, siendo sus cenizas esparcidas en la zona.

Textualmente, el informe indica: “Sus restos fueron enterrados en el predio del Batallón I Mec. [Infantería Mecanizada] Nº 13 y no en el Batallón I Parac. [Infantería Paracaidista] Nº 14, como lo establece el antes mencionado informe [en referencia a la Comisión para la Paz]; posteriormente fueron exhumados. Trasladados al predio del Batallón I. Parac. Nº 14, fueron cremados; siendo sus cenizas y restos esparcidos en la zona”.

Óscar Urtasun, integrante de Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos, dijo que esa era “una de las mentiras que dijeron” y añadió que nunca dudaron de que las Fuerzas Armadas mentían sobre los desaparecidos.

La confirmación de la identidad, de los restos hallados en el Batallón 13, llega para aliviar la carga de otro hecho, vinculado al tema desaparecidos, ocurrido días atrás.

El jueves pasado, el excomandante en jefe del Ejército, Guido Manini Ríos, protagonizó un nuevo episodio que abona a ocultar la verdad que tanto se reclama. Hasta el momento, Manini no se ha expresado en sus redes sobre el caso Bleier. No llama la atención eso, ni que su aliado en política, y coincidentemente en la idea de “dar vuelta la página” y olvidar; Lacalle Pou, tampoco lo haya hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *