Silencio en el Partido Nacional mientras Rodrigo Blas es indagado por defraudación tributaria

El edil nacionalista, presidente del Partido Nacional en Maldonado, y principal referente del sector Todos, de Luis Lacalle Pou, fue acusado por la DGI por defraudación tributaria. Además de recibir una multa cercana a los dos millones de dólares.

Este es otro de los casos que está a la espera de ser analizado por la Comisión de ética del Partido Nacional. De la misma manera que se esperan declaraciones del líder nacionalista del sector “Todos”, Luis Lacalle Pou.

En 2017 el entonces Presidente del Directorio del Partido Nacional Luis Alberto Heber comentó que el tema “genera un trauma y una discusión fuerte en el partido” e instó a que Lacalle Pou diera su opinión, cosa que hasta el momento no ha pasado.

La causa

Tras un arduo proceso que comenzó con la denuncia en 2014 Blas declaró este jueves ante el Juzgado de Crimen Organizado. La Dirección General Impositiva (DGI) denunció a Rodrigo Blas por el presunto uso de su inmobiliaria con la finalidad de evadir parte de los impuestos que correspondían a la venta de terrenos de la empresa que él mismo es apoderado, Javipark S.A., por esta razón, del fraccionamiento Valle di Saronno, en el barrio Lausana de la ciudad de Maldonado. Además de la denuncia fue sancionado a pagar una multa de 1.900.000 dólares.

De acuerdo a la información manejada por la DGI, desde Javipark se utilizó la inmobiliaria Blas Propiedades para ingresar los inmuebles que se vendían por un precio menor, más allá de lo pactado entre las partes.

El 6 de julio de 2018, la DGI en el Acta final de determinación, estableció que Rodrigo Blás es “responsable solidaria e ilimitadamente por el Irae e impuesto al patrimonio, por su actuar doloso en el ejercicio de su función; y personalmente por las acciones de mora, contravención y defraudación” por $ 57.556.444.

Según informó el semanario Brecha el año pasado, la DGI entiende que tres escribanos que trabajaban para Blás y otras dos personas, tuvieron una “participación indispensable en el acto fraudulento” y deberían responder personalmente con multas de $ 7.337.964, $ 24.736.123 y $ 5.131.896, respectivamente.

También consideró que la participación del edil, Darwin Correa, responsable de la casa central de Blas Propiedades, fue “indispensable” para cometer la maniobra fraudulenta. Una imputación similar se aplicó a la esposa de Blas. Ambos deberían pagar $ 14.389.110 de multa.

Por estas razones seis personas que intervinieron en los negocios inmobiliarios están declarando en estas horas en calidad de indagadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *