Sanguinetti y su “gobierno nefasto”

Hace unas semanas recordábamos las palabras de Ignacio de Posadas, ministro de Economía entre los años de la presidencia de Luis Alberto Lacalle (1992 – 1995) en el marco de una entrevista para el documental que narra la vida del caudillo nacionalista, Wilson Ferreira Aldunate.

Entonces Posadas aseguraba enfáticamente que “Julio María Sanguinetti ha sido nefasto para el Uruguay, no le importaba nada”.“Fue vivo, pero eso no quiere decir que haya sido bueno, desaprovechó el primer período y desaprovechó el segundo mal” dijo De Posadas.

Revisando los números de su gestión podemos observar que el segundo gobierno de Julio María Sanguinetti (1995-2000) finalizó con caída del Producto Interno Bruto, -1,90% en 1999, un desempleo del 11,3, un déficit fiscal de 4% y un déficit comercial de 1.120 millones de dólares, más de la mitad de las exportaciones. Las reservas eran 2.600 millones de dólares, un 10% del PIB, mientras que hoy son 16.658 millones, casi el 28% del Producto Interno Bruto.

En el año 2000 entregó el Banco de la República, el Banco Hipotecario, la Corporación para el Desarrollo y el Banco de Seguros prácticamente fundidos. Fue Julio María quien le transfirió a Jorge Batlle la bomba del atraso cambiario que culminó en la crisis de 2002, la peor de nuestra historia.

El Instituto Cuesta Duarte evalúa de la siguiente forma su segundo gobierno:

“La Administración Sanguinetti ha dejado más desempleados, más empleados precarios y subempleados, no ha mejorado los salarios, ha dejado un endeudamiento de productores y familias y concentración, déficit externo e interno”.

Un comentario sobre “Sanguinetti y su “gobierno nefasto””

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *