Olla de grillos

Sartori pide reabrir el caso de Villanueva Saravia, en cuya en muerte se vincula a Lacalle

Pocas horas después del recorrido del precandidato nacionalista Juan Sartori a Cerro Largo, donde declaró su interés en reabrir el caso de Villanueva Saravia, el padre del fallecido Diego Saravia, hizo pública su adhesión a la campaña por la Presidencia de la República de Juan Sartori en la ciudad de Melo.

Sartori, quien conoció el caso de Villanueva durante su recorrida por el departamento, planteó, “Me cuentan que fue un caudillo increíble, que modernizó el departamento y que hizo mucho por la gente humilde” y que al interiorizarse acerca de las circunstancias de su muerte, es importante “reabrir esa investigación y saber la verdad”. El precandidato del PN dijo que el hecho implicó “circunstancias extrañas que nunca quedaron aclaradas”

El trasfondo de un caso no resuelto

Villanueva Saravia, tataranieto de Aparicio Saravia y bisnieto de Villanueva, uno de los jefes políticos más importantes del departamento de Cerro Largo, tuvo una breve pero intensa historia política dentro del Partido Nacional. Su muerte a los 33 años conmocionó la escena política no solo por tratarse de un joven intendente, sino por lo que implicaba la figura de Villanueva para el recambio generacional del Partido Nacional.

Saravia fue encontrado muerto de un disparo en la cabeza y las primeras declaraciones del entonces Presidente de la República, Julio María Sanguinetti fueron las de calificar de “misteriosas” las circunstancias de esa muerte. Finalmente se le catalogó como suicidio, aunque las polémicas no tardaron en llegar. Luis Alberto Volonté realizó durante el entierro del joven jerarca duras declaraciones ante varios dirigentes nacionalistas «Este muerto lo cargó sobre los hombros de Lacalle» lo que le costó la escisión de su sector al subgrupo Propuesta Nacional.

Por su parte edil nacionalista Jorge Ghisolfo expuso ante la Junta Departamental de Montevideo, en agosto de 2004 a seis años de la muerte del ex intendente «Villanueva Saravia mostraba un brío y un valor que me parecen básicamente admirables. En estos casos, uno tiende a imaginar lo que habría sido la carrera de este tipo de personaje al final del camino. Yo creo que es claro que el «Villa» iba a jugar el partido final que todo dirigente político aspira a jugar. No digo que estuviera predestinado, pero es claro ‑y me consta, porque lo llegué a hablar con él, y su familia es testigo de ello- que Villanueva Saravia algún día iba a dar la batalla por la Presidencia de la República. Tenía muy claro hacia dónde iba y lo que quería. Era, sobre todo, un estratega por excelencia. Muchas veces nos asombraba con sus estrategias frías y calculadoras, pero siempre certeras».

Todos quienes le conocían aseguran que Villanueva era zurdo cerrado, y la bala que terminó con su vida fue disparada desde la derecha. Horas antes de anunciar que acompañaría la precandidatura de Volonté en la interna del Partido Nacional, pero además de ello se vivían horas de un duro enfrentamiento en la interna blanca.

Mario Burgos, uno de los asesores legales e integrante de los círculos más cercanos a Villanueva Saravia, al ser consultado sobre el enfrentamiento entre el herrerismo y Villanueva recordó los eventos de los días previos a su muerte “Si hoy sale una grabación que involucra al ex ministro Ángel Gianola, hablando con generales del Ejército, ­que es grabada aparentemente por uno de estos­ se difunde que se analizaba la posibilidad de un golpe de Estado para el caso de que el Frente Amplio ganara las elecciones siguientes y aparece Villanueva Saravia diciéndole al diario “LA REPUBLICA” que había que pensar en un golpe de Estado si Lacalle (Luis Alberto) ganaba las elecciones, porque iba a ser un gobierno bajo sospecha de corrupción… ¿cómo puede haberle caído al Dr. Lacalle?… ¿cómo puede haberle caído al Herrerismo?… El Herrerismo se reúne y pide al Directorio del Partido Nacional, que poco menos lo expulse a Villanueva Saravia del Partido y como Volonté no podía prescindir de Villanueva en ese momento, lo respalda y el Herrerismo en pleno se retira del Directorio. Entonces es muy claro que había un enfrentamiento frontal entre Villanueva Saravia y Luis Alberto Lacalle.

Hace pocos años, la modelo e hija de Villanueva Victoria Saravia, fue entrevistada por el periodista César Bianchi en el diario El País, donde declaró “la carátula de su caso cambió innumerables veces y nunca fue clara ni específica. Nosotros, la familia, tenemos súper claro que fue un homicidio, no un suicidio. La Justicia también lo tiene claro, lo que pasa es que nuestra Justicia a veces es complicada… desde que falleció mi papá, cada vez que un juez tocaba un expediente, cambiaban al juez. Se ponía a indagar y lo cambiaban. El expediente era una cosa así (y con las manos ilustra un tamaño de unos 60 centímetros) y además, cada juez tiene muchos casos, no sólo uno. Pasaron cosas raras: en su momento mi papá había denunciado a dos jueces por corrupción y después que murió, ellos mismos tomaron el caso de mi padre (Se refiere al juez Ricardo Migues al fiscal Gustavo Zubía, ambos cuestionados por Saravia).

Un comentario sobre “Olla de grillos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *