La familia Lacalle su vínculo con la dictadura

Este año pareció despertar una sensibilidad desconocida en el seno de la familia Lacalle, que olvidan la gran cantidad de veces que han declarado en forma entusiasta sobre la necesidad de “dar vuelta la página”, menospreciado el impacto de la dictadura en nuestro país e incluso apoyado a varios de los responsables directos de muertes y desapariciones de compatriotas y escrito loas a un fascista de la talla de Franco.

Hoy el senador y precandidato nacionalista Lacalle Pou reconoció como acertada  la decisión del Presidente Vázquez de cesar al nuevo comandante y a demás generales del Tribunal de Honor luego de conocerse su actuación. Sinembargo días atrás fue uno de los mayores defensores del anterior Comandante Manini Ríos “Desde mi punto de vista, el general cumplió cabalmente su mandato, respetó la Constitución y la ley. Fue un digno comandante en jefe, reconocido por militares y civiles, entre los que está quien habla».

El politólogo Gerardo Caetano cuestionó esas declaraciones y opinó que el precandidato nacionalista debió apoyar al Presidente frente a una actitud de reiterado “desborde institucional” del militar. El excomandante Guido Manini Rios incurrió “en forma sumamente agraviante ya no en actos políticos sino en defensa de represores connotados” y además con la “negación de las violaciones a los derechos humanos cometidas en la dictadura, y un respaldo explícito a ciertas visiones nostálgicas de la dictadura”, a todo lo cual se sumaron “acusaciones contra dirigentes políticos y contra ministros”, afirmó el politólogo.

Caetano se mostró sorprendido por la posición que tomó Lacalle Pou y su núcleo más cercano de colaboradores “Porque en una campaña y en una democracia, todas las ideas son debatibles (pero) el tema es que sobre algunos asuntos institucionales, hay que respaldar al Presidente de la República frente a una actitud de desborde institucional reiterado de un general que perdió el rumbo”.

Sin embargo no es la primera vez que Lacalle Pou asume una posición de cercanía con el régimen militar, durante su campaña en 2013 declaró en varias oportunidades la necesidad de “cerrar el capítulo” consultado por la continuidad de las excavaciones en busca de restos de detenidos desaparecidos “yo las suspendería” dijo enfáticamente “creo que hay que cerrar el capítulo” y aunque cinco años después cambie su discurso e intente acercarse a los familiares de las víctimas sus declaraciones recuerdan aquellas de su padre que insistentemente decía “no hay que revolver en el pasado.

El mismo Lacalle Herrera menospreció el impacto de la dictadura en nuestro país, cuando en un almuerzo con Mirtha Legrand en 2009 expresó “en Uruguay hay media docena o una docena de desaparecidos”. Estas declaraciones  generaron enorme malestar y el ex presidente tuvo que corregir esos datos pocos días después, asumiendo 36 o 37 casos. Cifra que de todas formas se mantiene lejos del último dato al que arribó una investigación de la Universidad de la República, que sitúa la cifra de desaparecidos uruguayos en 172.

El mismo Lacalle padre fue protagonista en 20140 de una enfática defensa al General Dalmao, quien fuera procesado como coautor de un delito de homicidio especialmente agravado en el caso de la muerte de Nibia Sabalsagaray, y que lo convirtió en el primer militar en actividad procesado por violaciones de los derechos humanos. Lacalle concurrió a un homenaje organizado por el Centro Militar a tres meses de su muerte, al finalizar el acto el ex presidente lanzó un “viva la patria!” y mantuvo que se trataba de una “terrible injusticia”.

Una reacción anacrónica, pero coherente con la lógica de aquel que años atrás dejó por escrito su enorme admiración a uno de los emblemas del fascismo mundial como fue el General Franco, quien mantuvo a España bajo el régimen dictatorial durante casi 40 años.

“No tardaron en abrirse las puertas del despacho donde de pie y con mirada impenetrable esperaba Francisco Franco Bahamonde, jefe del Estado Español, en pocas letras “el caudillo” … Pocos hombres han sido traídos y llevados en el comentario del mundo. Pocos hombres han gravitado tanto en la escena del mundo. Pocos han tenido tan larga parte en los planes de la Providencia. En la vida, en la historia como toda cosa humana, la cifra es el hombre. Ideas, teorías, y planes se reducen a la unidad hecha a imagen y semejanza de Dios. El Jefe, el Conductor, el Caudillo, eternos en el tiempo son la sublimación de hombre sin perder por ello su esencial carácter de ser vivo y real. El que no concibe o no comprende la figura de un jefe, carece de un elemento primordial para juzgar los hechos”

Extracto del libro “Trasfoguero” de Luis Alberto Lacalle, editado por Talleres Gráficos Donostia – 1962 – Página 26

2 comentarios sobre “La familia Lacalle su vínculo con la dictadura”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *