Denuncian que Intendencia de Treinta y Tres boicoteó Marcha del Silencio

La comuna no dispuso de guardia de tránsito durante el recorrido, dejó a oscuras una placa que homenajea a una víctima de la dictadura y la plaza donde se convocó la concentración, denunciaron vecinos en redes sociales.

Por 4ª vez se llevó a cabo la Marcha del Silencio en la Ciudad de Treinta y Tres. La lluvia, por demás incesante no impidió que cientos de uruguayos salieran a la calle reclamando verdad, justicia y el fin de la impunidad.

Un mensaje difundido en redes sociales, relata que durante la Marcha “apagaron el foco que alumbra el homenajea a Nucho Batalla”, en la plaza frente al batallón de Infantería Mecanizada N°10 de Treinta y Tres, lugar en el que fue masacrado el primer presionero muerto bajo torturas por el terrorismo de Estado.

Luis Batalla fue asesinado el 25 de mayo de 1972 en el cuartel de Infantería 10 en Treinta y Tres, antes del golpe de Estado. Albañil, de 32 años, con dos hijas, era un militante del Partido Demócrata Cristiano, que no participaba en ningún aparato militar clandestino. Sin embargo, el capitán Héctor Rombis, jefe del servicio de inteligencia del batallón, decidió apresarlo y el cuerpo de Batalla fue entregado a los familiares con orden expresa de no abrir el féretro, y su padre, un subcomisario policial, fue informado de que su hijo había fallecido de un ataque al corazón.

El mensaje también denuncia que la Intendencia departamental no puso guardia de tránsito durante el recorrido y también dejó a oscuras la Plaza 19 de Abril, lugar donde terminaba la marcha y se iba a entonar el himno nacional y recordar a los 196 desaparecidos por la última dictadura cívico militar.

2 comentarios sobre “Denuncian que Intendencia de Treinta y Tres boicoteó Marcha del Silencio”

  1. Que se puede esperar de los fachos
    No les importa que tu, yo u oteos tengan desaparecidos en la familia
    Pero si les interesa que no se juzguen a los militares asesinos y torturadores.
    Son todos unos hijos de puta

  2. De niño recuerdo a mi madre preparando la pizza casera. Armaba la masa con la levadura, la tapaba y la dejaba elevar, cerca del horno. Al rato la masa era 3 o 4 veces mayor. Esto está sucediendo con los militares, se juntan en los cuarteles, bien arropados y siguen creciendo. Si no tomamos medidas, terminaremos muy mal… otra vez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *