A pesar de la campaña en contra de la oposición obras del Ferrocarril Central generá miles de puestos de trabajo en el interior del país.

Luego de la obra, que demandará 36 meses, productores de todo el país podrán utilizar sus servicios lo que generará disminución en los costos de trabajo. 

Ante el incremento del tránsito de personas que llegarán al norte del país está previsto la construcción de dos terminales ómnibus, en Florida y Durazno, en la que trabajaran 1.500 personas.

Cabe destacar que con la vuelta del ferrocarril a Uruguay, eliminado en la decada del 90 por gobiernos blancos y colorados, se recupera un punto fundamental para mejorar  los niveles de competitividad en materia de producción. 

No obstante un grupo minoritario de personas , apoyadas por el precandidato del Partido Verde Animal Gustavo Salle, al servicio de los partidos de derecha, se manifesto en contra de la inversión. 

No es la primera vez que Salle y sus «peones» buscan minutos gratis en los medios de comunicación. A su lado estaba el activista Marcelo Hospitale, quien días atrás se burló de las autoridades de gobierno y las increpó en la presentación del proyecto Ferrocarril Central.

No es la primera ni última vez que la oposición se opondra a una inversión millonaria. El Partido Nacional y el Partido Colorado también cuestionaron la inversión de UPM 2 que impulsará  un crecimiento del 2 % anual del PBI.

Esa misma derecha que hoy cuestiona las inversiones para el desarrollo de Uruguay, es la misma que no vota las venias de retiro de cuatro general del ejercito y es la misma que realiza actos políticos el mismo dia y a la misma hora que la marcha del silencio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *